Vivir con la bipolaridad

Creo y siento que la bipolaridad es una forma de ver y de sentir la vida de una forma particular. Es un modo de enfrentarse al mundo. Una manera de conectarse con nuestro interior. Que la intensidad de estas cosas sea extrema, bueno, no es un límite necesariamente. Hay algo de esto que puede hasta presumir de ser un regalo, unos lentes y ropajes que debemos usar aunque no coincidan con las temporadas estacionales.

Tengo la sensación de que cuando nos abandonamos y buscamos poner término a nuestras vidas no es otra cosa que tratar de vestir un ropaje que se adecue a lo que es socialmente lo usual. Hay personas que buscan la diferencia sin tener este ropaje que en nosotros es natural. Vivir la vida de manera intensa es un dato, el problema es cuando esto causa daño a otras personas.

Por alguna razón se estigmatiza a una persona que vive con este estado en un sentido negativo, sea porque cambia de ideas en poco tiempo, porque está con el ánimo variable, porque tiene reacciones violentas, o simplemente porque se aisla tal vez sólo para no sentirse más diferente que el resto.

Es cierto que nuestros medicamentos nos dejan con la creatividad reducida y nuestros sentidos se trastornos. Sin embargo, nos ayudan a convivir con nuestros seres imprescindibles y con nosotros mismos.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Medicamentos, Suicidio, Trastorno bipolar y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Vivir con la bipolaridad

  1. Musa Erato dijo:

    Es en el último párrafo donde encuentro mi mayor conflicto, en dejar en promedio y con pánico a tener ondulaciones… estigmatizando la variación como un daño psiquiátrico, los extremos siempre tienen sus conflictos, pero no por eso eres un paria, porque algunos se creen salidos del marco de la realidad social, y solo es una condición distinta, una diferencia más del medio, como tener los ojos violeta dentro de un mundo de ojos cafés, pero igual son ojos, igual ves, igual muchas cosas, solo que son color violeta… entiendo que es algo más que un color diferente, solo que es como dices en otro post, “algo más”, no la expulsión del mundo de los cuerdos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s