Hospitalización extrainstitucional

Desperté con los ojos apretados, pero el cuerpo relativamente sereno. Salí al jardín, fumé mi cigarro y ahora estoy con una taza de té verde, un vaso de leche y un sandwich de salame como desayuno. Tengo el teléfono apagado y me reservo el uso de mi compu sólo para escribir en este blog.

Trato de poner mi mente en blanco, disfrutar la mañana, no pensar en nadie más que en mi. Estoy sola pero relativamente acompañada de lejos por mis padres. Debo reconocer que esto no es malo. Lo prefiero antes de haber ido a un recinto hospitalario donde una catarsis colectiva de locas me habría inundado los oídos y el alma.  Ahora si hubiera estado son el juicio como el año pasado no me habría opuesto. Tal vez aparece como una manipulación de mi parte, pero también quiero darles la oportunidad a mis padres de hacer algo que nunca hicieron: contenerme.

Estaré así por al menos una semana. Pintando, escuchando música, leyendo, yendo al jardín, haciendo cosas esenciales, ponerme de rodillas ante el sol y la luna.

A mi abuela la llevaron a su casa para que yo ocupara mi cama. Dicen que está compensada y que puede administrarse los remedios sola. La verdad no creo que sea tan así, pero no estoy en condiciones de pelear batallas perdidas.

Ahora voy por otro cigarrillo. El resto del día será para leer y descansar, sobre todo de mis obsesivas ideas ya cada vez en retirada.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Familia, Hospitalización, Ideación suicida, Trastorno bipolar. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hospitalización extrainstitucional

  1. Musa Erato dijo:

    Cuando el corazón se queda en calma, se siente protegido, llega la armonía… Feliz estoy de que estés en casa, descansa, hace tiempo pedías descansar… te quiero, ya sabes que estoy…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s