Me duele mucho

Es domingo, casi son las 11 am y ya llevo 5 cigarrillos que acompañan la lectura del diario y de mis e-mails. Cabe recordarme que estoy recurriendo al salbutamol casi a diario, como si no tuviera otros medicamentos que debo tomar a modo de cóctel.

Me levanté temprano a limpiar las cosas que anoche la familia empleó para pasar unas horas de distensión. Yo no pude, estaba durmiendo luego de un día lleno de películas.

Dentro de un rato, iré con mi hija de compras. Se viene el cumple n° 60 de mi mamá y quiero darle algo especial que no tenga que hacer con mis manos, porque la verdad cada vez me duelen más.

Ayer estuve inmovilizada por media hora. No podía moverme. Me tiré a la cama para tratar de paliar el enorme dolor que recorría mi cuerpo desde la punta del pie hasta la cabeza. Mi espalda estuvo rígida, y me recorría una especie de calambre que terminaba en mis pies. Ahí estuve, sin poder moverme, mirando el techo. Cuando llegó mi hija con las pelis quiso ayudarme. Estaba tendida de espaldas con los brazos hacia arriba, ella trato de levantarme y pegué un grito de esos… me ayudó a ponerme boca abajo y luego de enderezarme lo más que pudo, colocó algunas de mis piedras a lo largo de mi columna. Sus manitos son milagrosas. Cuando estuve mejor, empezamos la maratón de películas y picoteos.

Sólo tomo los corticoides por las noches para no despertar adolorida y rígida en mitad de la noche, incluso con el zolpidem. El dolor es tal, que no hay píldora para dormir que valga.

En este momento estoy sobre mi cama, esperando que pase un poco el dolor mientras escribo con dificultad con 2 dedos. Ya ni reviso las faltas de ortografía que tanto me molestan. La verdad, evito leer textos con faltas de ortografía, simplemente me duele la cabeza. Pero ahora me daré esa libertad por puro dolor no más.

No puedo seguir. Mis piernas se están acalambrando y mi espalda me pide paz. Es la edad? es la pena crónica? Bueno, ya me han dicho que bipolaridad y fibromialgia son muy unidas.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Trastorno bipolar y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s