Como si fuese marzo

Hoy vine a la universidad. Estoy esperando a mi profesor para entregarle lo que llevo hasta ahora. Reconozco que me duele la güata. Ya casi es una costumbre recibir críticas, pero ahora no lo toleraría tan bien como en otras oportunidades. Creo que lo que hice está bien y punto. Igual me gustaría que él me lo dijera, pero bueno, a veces creo que se levanta con el pie izquierdo y yo pago el pato.

Hoy tengo control con la siquiatra. Pensaba que le diría. Siempre lo hago porque cuando llego a la consulta se me olvida todo y termino diciendo “estoy de maravilla”.

Espero que no se me olvide que desde que dejé de tomar los corticoides por su orden me duele todo pero todo y si me levanto temprano a lavar la loza y limpiar la cocina es para darme ánimos porque si no estaría todo el día en la cama. Eso, está doliendo harto, sobretodo mis caderas, espalda, brazos, cuello… creo que se salvan mis orejas.

Otra cosa es el sueño. Ya he tenido que tomar zolpidem varias veces porque despierto en las noches. Por eso creo aparecen mis arranques. No han sido tanto en este último mes, pero algo es algo. Además con el cambio de ciclo siempre pasa algo raro, pero en fin, para qué me voy a quejar más si eso es como un dato de la causa.

Qué más…

Se me olvidaba, estoy bastante mal con el equilibrio. Ya me he caído varias veces y siempre que me volteo tengo que afirmarme del muro o lo que tenga a mano. Mal. Cuando me ducho tengo que estar casi pegada a la pared porque sino me voy hacia el lado y pierdo la noción de lo que estaba haciendo.

La memoria.. Por ejemplo, voy a lavarme el pelo y no recuerdo si hice el segundo lavado o me hecho el acondicionador como si fuera el shampú. Ni decir aquellos pequeños detalles como dejar el lápiz en mi escritorio y luego recordar que estaba escribiendo. mmm…

Hiperfagia nocturna… no he podido bajar los 10 kilos extra. Por las noches me levanto con ansias buscando algo para comer. A veces es algo ácido, otras salado y o dulce o una mezcla de todo. A medianoche me levanté a buscar uvas. No estaban lavadas así que me puse a buscar un recipiente para hacerlo. Boté un par de cosas al suelo…

He seguido la medicamentación al pie de la letra, pero generalmente me paso de la hora para no quedarme dormida. Por ejemplo para la noche del año viejo me tomé las píldoras a las 23 hrs y después anduve con dificultad para comunicarme. Bueno eso no es raro. Pero ya lo he hecho un par de veces antes y no puedo creer que traiga coletazos tan en el corto plazo.

Pero no todo es tan malo, al menos salí de la casa. No lo hacía desde la semana pasada…

Ahora a seguir trabajando.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Trastorno bipolar y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s