Un poco de mis terapias

Terapias individuales, grupales, medicina alópata, tradicional…

Antes de que me diagnosticaran trastorno bipolar (ahora me atrevo a escribirlo tal cual) había recurrido a terapias convencionales y no convencionales para atender a mis estados depresivos. Por cierto nunca busqué ayuda en mis estados maníacos, decía que ser libre era la mejor terapia de la vida. Hacer todo como si fuera el último día de mi vida era mi principal máxima. Como sea, busqué orientación un par de veces, pero nunca terminé los plazos fijados. Eran terapias tipo fast-food, con plazos establecidos y metas planteadas desde un comienzo “qué quieres lograr con las sesiones?” Vaya qué era eso. Ni sabía que quería lograr en aquellas instancias, por eso, cuando salía, bailaba, cantaba o tenías relaciones placenteras me era suficiente. Para qué seguir con aquellas sesiones en que un sicólogo o sicóloga me hacían preguntas que yo misma me había hecho y trataba de responder con mis propios medios. Sentía que nada de eso me servía.

Ahí busqué otras alternativas: brujas, chamanas, clínicas de llanto, meditación, yoga, tantrismo…

Cuando fui rotulada como bipolar, conocí las terapias cognitivo-conductual, constructivista y el sicoanálisis freudiano. Qué locura! (en este momento estoy escuchando a todo volumen el album the wall de Pink Floyd mientras bailo como si estuviera en un masivo concierto)

Nunca puedo hacer una cosa a la vez. En consecuencia no es raro que haya buscado simultáneamente ayuda a más de una terapia, algunas totalmente opuestas en perspectiva, pero para mi era complementario.

La terapia cognitivo conductual me dejó con gusto a poco. Ese cortoplacismo no me dejaba expresar todo lo que me pasaba. Yo quería hablar del pasado y la terapeuta me quería en el día a día. Eran sesiones orientadas a la acción. Creo que en el momento que estuve ahí sentada mirando a la sicóloga aprendí algo más de la importancia de escuchar al otro y a mi misma y eso es rescatable. Interrumpí las sesiones. No tomaba los medicamentos de manera sistemática y, bueno, me fui a la montaña.

En el último ingreso los siquiatras acordaron que siguiera con la terapia sicoanalítica. supongo que para convertir mi miserable neurosis en infelicidad socialmente compartida. Eso, simplemente asumir los traumas, culpas y todo eso que iba saliendo de las sesiones en un diván como datos de la causa que no podía modificar o alterar en términos de lo que significaron para mi en el momento que emergieron, pero que si le daba un lugar estable y una apreciación que naturalizara mi percepción respecto a esos traumas, todo estaría bien. El punto es que no me convenció ese relato para mi vida. A esas alturas quería seguir al pie de la letra lo que decían los siquiatras así que, a pesar de mis prejuicios no respecto a Freud sino de los sicoanalistas (tema que veré en algún momento), seguí adelante. Y para ser honesta quise entregarme al sicoanálisis para tener argumentos para criticarlo o enarbolarlo.

Por último seguí una terapia constructivista y fue mucho mejor. No difería de lo que había empezado a hacer, trabajar de manera sistemática con los factores asociados mis ideaciones. Ahora soy capaz de identificar lo que gatilla todo eso, mis cambios emocionales, mi modo de desplegar mis acciones en el mundo.

Ahora estoy en eso, de ahí provino mi iniciativa de crear este blog en agosto del 2012 como un medio para monitorear mis oscilaciones. Así que seguiré contando en qué estoy y cómo puedo ir cerrando el día a día a pesar de los pesares.

Cariños a quienes me leen.

Claudia

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Trastorno bipolar y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s