Placidez a la hora de bajar la marea

No he perdido la capacidad de asombro. De una subida extrema en que todo era posible, de que mi cabeza daba para todo y sobe todo que me invadía un grado de ansiedad que se manifestaba en mi cuerpo. Náuseas, caminar de un lado a otro torciéndome las manos, fueron algunas de las características que tuvo mi día y noche pasados.

En este minuto, cuando son las 6:00 pm, no hay invasión de emociones, más bien me habitan, me piden permiso para entrar y si no quiero no insisten. Qué fue todo eso? Suele ocurrir de vez en cuando, pero no siempre puedo echarle la culpa a las fases de la luna. Aunque el día 27 de este mes estuve fue un punto muy álgido de mi oleaje mental. Y bueno, así es la “locura circular” (folie circulaire), como dijo Falret en 1854.  La brusquedad y reversibilidad de las oscilaciones no sólo desata en mi la pérdida del juicio temporo-espacial; también convoca un cansancio de esos que, como ahora, me tiene en la cama sin poder dormir ni descansar, pero tampoco sin poder levantarme siquiera para ir a beber un vaso de agua.

Fases de la luna (1)

No estoy triste. Tal vez quisiera estarlo y por eso en este minuto escucho las nocturnas de Chopin. Durante la mañana oí manifestaciones musicales urbanas de distintos países, la mayoría con componentes electrónicos. Lo escucho todo con tal de no estar en esta situación. Me siento como en la nada misma. Es como después de haber nadado durante horas en el mar frío y ahora estoy sobre la arena caliente y bajo un sol de esos que quema hasta más no poder. No es malo, pero tampoco es óptimo. Estoy agotada, pero no puedo descansar en ningún lado. La cama sólo me facilita un rato de distensión, pero el dolor muscular me impide disfrutar de este momento de ocio, para simplemente parar.

En este momento mi preocupación es no estar encerrada en mi pieza. Partiré comiendo unos cuantos huevitos de chocolate y fumar unos cuantos cigarrillos.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Fibromialgia, Manía, Música, Trastorno bipolar y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s