Salí con una amiga a comer ceviche de salmón y resulta que efectivamente sigo maníaca

Vaya descubrimiento! Y yo que estaba asumiendo que el viraje estaba en retroceso. Nada como la mirada de un otro que me estima como para darme cuenta de cómo estoy.”Hiperventilada”, esa es la palabra mágica, pero que sin duda le queda chico al estado de euforia extrema.

Estoy tratando de buscar el lado amable de las cosas, pero antes quiero ver que es lo más jodido.

Hago cosas que no termino, como la lectura de un libro. No, tienen que ser 5 y leídos de manera simultánea, Si no es así,  me aburro. Menos mal que no tengo pareja sino ya lo habría mandado a buena parte de la tierra, como ha ocurrido en mi vida históricamente hablando.

Estoy demasiado intensa en el modo que recibo los mensajes. Sin ir mas lejos, anoche un ex amigo que terminó ser un acosador sexual, me envió un mensaje con un simple “hola”. Fue suficiente para que marcara el 134 de la PDI (eso de imitar a la FBI…). Si no hubiera sido porque justo llegó mi hija, este hombre estaría preso en un recinto de esos. Debe creer que no soy capaz de hacerlo, pero en esto no hay cinismo. Estoy dispuesta a poner tras las rejas a cualquier ser humano que insinúe siquiera el acoso. Ya envié el mensaje por esta vía. Espero que él se haya dado por aludido. Aquí no hago distinción de género. 

Este espacio es bien cínico en ese sentido. Más de algún mensaje empalagoso se ha tratado de colar, pero esta plataforma me permite aceptar o no los comentarios. Este es un ejemplo, intensidad que se asocia con paranoia, pero prefiero que sea así, y ese es el lado amable. Ya no caigo en redes superficiales de ahogo.

Otro buen punto que sea positivo, claro… creo que pensaré un poco más acerca de eso.

Saludos a quienes me leen y no son acosadores.

Claudia

 

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Manía, Trastorno bipolar y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s