No sé si tengo algo de gitana, pero adoro la música o algo por el estilo (tengo que agarrarme de algo para mi salud física)

Esto no deja de asombrarme. Desde las 5.30 am hasta las 5:30 pm estuve a mil por hora. Hice todo lo que me propuse y más. Luego simplemente comencé a sentirme en paz. Si, durante la mañana estuve en guerra conmigo misma, especialmente con mi cuerpo (que ya ni reflejo en el espejo).

Por la tarde, me puse una meta: realizar 15 minutos de ejercicios al despertar y antes de acostarme. Necesito bajar 8 kilos de sobrepeso que comienzan a notarse cuando me visto y desvisto. Con tanto cambio del esquema de medicamentos subo y bajo de peso como si nada. Por cierto, suelo ser blanco de ataques desmedidos por parte de algunos familiares, por si o por no (lo que me importa un reverendo pepino).

Ya sé que no es suficiente 15 minutos por vez, pero igual esto es raro en mi (qué onda a mis 40 pensando en lo que nunca pensé). Siempre había encontrado una razón para no realizar actividad física, so pretexto de mi fibromialgia. Pero bueno, creo que antes de que llegue a un estado físico fuera de todo límite aceptado para mi salud mental, es necesario asumirlo como un hábito más.

Acabo de terminar mis 5 minutos de ejercicios que en realidad consistieron en bailar (la verdad no tomé el tiempo, pero a los 15 min creo que no llegué). No soy una gacela ni un colibrí, ni menos una Nadia Comaneci. Pero lo hice escuchando a la orquesta de Goran Bregovic y estuvo fenomenal (si no me lo creo yo…). Ahora siento que el oleaje comienza a entrar en reposo. Este es uno de esos momentos que dan ganas de prolongarlos en el tiempo y el espacio.

Ahora, dormiré como un lirón. Al despertar también me tomaré unos minutos para realizar mi plan. Seguramente buscaré otro grupo para amenizar mi irrisoria ejecución del plan de ejercicios. Quizás la orquesta de Barbes

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Hipomanía, Música, Trastorno bipolar y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s