Cuando alguien me lanza un “te amo” a la cara no me queda otra que vivirlo

Me fumo un cigarrillo escuchando uno que otro piano de Yann Tiersen. Quisiera tener la destreza de representar en imágenes y melodías los dolores y vendavales en ascenso que hoy me inundan. No me queda de otra que pedir prestado sin aviso la creación de otros y otras que lo hacen por todos.

Mientras escucho esos acordes, agradezco el sano sueño que anoche me asaltó de repente. Dormí como no lo hacía hace tiempo, sin despertar en medio de la noche con un cigarrillo encendido a la luz de las estrellas o las nubes, según fuese el caso. Si, anoche reposé y lo hice con las ganas del que viene llegando de una guerra inventada y de mentira para algunos, pero real para mi. Simplemente me abracé a la almohada, me di un beso en la frente y cerré los ojos. Para entonces ya no sentía ni mis piernas ni mi espalda.

No recuerdo haber soñado. Solo la despedida del día anterior y la bienvenida del sol que espantó la tormenta de anoche junto a un mensaje en mi celular. ¿Qué más puedo pedir?

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en ciclaje mixto y rápido, Música, Trastorno bipolar y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s