Mi bipolaridad y la autointervención

Estoy navegando en aguas más quietas, no muy claras, pero al menos relativamente predecibles para mi gusto. Y es que desde que me propuse seguir la corriente de mi instinto, veo las cosas más llanas y llevaderas.

Hoy me desperté con la sensación de haber dormido. Si, dormí de verdad, como si fuese un sueño esperado por mucho tiempo, más del que me habría imaginado, pero fue una realidad. Nada como tener un sueño reparador y una música en los oídos para amenizar el despertar.

Recogí los trastos sucios de la mesa, dejados por quienes comieron a última hora. Con que gusto lo hice, y no es masoquismo, es simple disfrute de levantar un plato mientras recojo el manjar que quedó enredado en un tenedor. Y eso, simplemente dejar los platos en la cocina para sumergirlos en agua tibia con detergente y todo. Y mis manos, tibias también por el agua que escurría, se pusieron alegres al sentirse confortadas en medio de esa danza de tazas y cucharas. Qué más podría pedir en ese minuto que no fuese ese calor que emanaba de la llave. Y mis dolores, qué!, ahí se iban detrás de la toalla para encontrarme en la ducha y esperar afuera mientras me bañaba.

Mirarme a mi misma en esos pequeños momentos y circunstancias domésticas, ha sido lo mejor, lo más trascendental. A eso lo le llamo autointervención. Sin conocer la jerga sicológica, me animo a invitar a recorrer nuestros breves espacios de expresión vital, sin temor, sin pena, sin incertidumbre.  Partir disfrutando desde lo más pequeño, lo simple, lo primordial, literalmente hablando. Como el despertar, untar la cabeza en el shampú, y el lavarse la cara frente al espejo.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Bienestar y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s