Cigarrillo, sobrepeso, fibromialgia, ciclaje rápido

No sé por qué mis cercanos insisten con mi hábito tabáquico, si ya les he dicho que el tabaco y yo somos uno. No es una exageración. Estoy fumando en promedio 12 cigarrillos diarios y esa es la cuota más baja que he tenido en mucho tiempo. En cada bocanada de humo siento el alivio que busco en un baño de tina o en una buena siesta. En unas cuantas bocanadas se me va el tiempo sin pensar en el presente, que esquivo a como de lugar.

No tengo buenos hábitos y la verdad estoy consciente de que tengo un desorden alimenticio de esos que me dejan mirando al techo de puro dolor abdominal. Como, más bien trago cada media hora, cualquier cosa. La otra media hora la destino a fumar. Si me nacen las ganas o me apetece algo dulce, salado o agridulce, hago lo posible por obtenerlo. Sin ir más lejos, hoy renuncié a la dieta que con tanto orgullo elaboré para bajar. Pero, qué más da? Entre tanta restricción por qué debo además agregar la ruptura con las facturas, pasteles, montañas de cereal, chocolates y de un cuanto hay a mi alrededor. La ropa no me va, cierto, pero por ahora es un temita que tocaré bien a lo lejos.

Lo único que me recuerda que el peso es algo que debo cuidar es este dolorcito que se disemina por todo lo que es músculo. Todo o casi todo, porque lo que más me pesa es mi columna que a estas alturas no sé como tender en la cama. La mejor posición para dormir es medio sentada y de lado, y ahí me voy acomodando hasta dormir de alguna manera mágica hasta las 5 am.

Ahora me toca sacarle de la cabeza a mi hija la idea de que estoy demente, porque de eso la ha convencido su abuela. Le he dicho que si estuviera demente no podría comunicarme con ella, pero ahí me recuerda que eso ha ocurrido las veces en que me encierro (o soy encerrada) y salgo acelerada a algún lugar. Al final termina dándome golpecitos en la espalda diciéndome que igual me ama con locura y todo encima.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en ciclaje mixto y rápido, Fibromialgia, Maternidad, Mi hija. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cigarrillo, sobrepeso, fibromialgia, ciclaje rápido

  1. “¿Por qué permite que le haga sufrir así? […] Escuche, Wilhelm, se lo digo por su bien. Se lo repito: no se case con el sufrimiento. Algunos lo hacen. Se casan con él, y duermen y comen con él, como marido y mujer. Si se encuentran con la alegría creen que cometen adulterio”. -Saul Bellow, Carpe diem

    Un fuerte abrazo de Aterciopelada,

  2. Te entiendo perfecto Claudia estas últimas semanas me he sentido igual, lo mejor que podemos hacer es de una u otra forma hacerle frente a nuestras enfermedades y a luchar por mantenernos bien. No te des por vencida ánimo que lo lograremos aún y cuando sea poco a poco. Un abrazo y cuidate mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s