Evitando la miseria de sentirme acorralada por un tren

Besos, abrazos, caricias, encuentros, despedidas y chocolate configuran una melodía que me saca de la eterna espera por la calma, de la marea navegable por mi pequeña canoa. No puedo quejarme, tengo tanto de qué aferrarme hoy, que si dijera que estoy desesperada sería una gran mentira.

Ando a toda velocidad pero tranquila, me descubro desnuda y me arropo hasta la cabeza, me enaltezco por mis logros y cayo humilde por ellos, descubro la vida a mis pies y me sorprendo apagando la luz para no verla.

Es hoy el ciclaje mixto el que me habita, como si mis ojos no tuvieran otra salida que el ventanal de mi cuarto, pero que al mismo tiempo tuviera un mega telescopio para ver las estrellas.

Un abrazo a quien me lee.

Clau

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en ciclaje mixto y rápido y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s