Cuarto limpio, papeles ordenados y cansancio

Mi escritorio brilla de tanto paño embetunado con lustra muebles. Las hojas ya no pululan entre el teclado y la lámpara, y los lápices tienen un lugar relativamente apropiado para su estar ordenado.  La reserva de cigarrillos se está acabando, y el chocolate brilla por su ausencia.

Así puedo resumir el estado de cosas: Serenamente distraída, ligeramente sobresaltada y con un dejo de aceleramiento que llega a preocuparme un poco. Cansada, pero con las pilas puestas. Aunque contradictorio, es lo más armonioso que ha ocurrido en el último mes. Ya no le temo a las aceleraciones de mi motor, sé que vienen de vez en cuando y que eso va acumulando noches sin dormir. Lo bueno es que el cuerpo no da más; lo malo es que la cabeza no quiere decir basta. En fin, mientras mi cuerpo y la cabeza se ponen de acuerdo, me voy a lo más básico. Así que voy por un trozo de pizza que dejé guardado en el refrigerador.

Un abrazo a quien me lee.

Clau

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s