Bendiciones y más bendiciones

Levantarme de la cama y respirar hondo, y más encima entrar en un profundo estado de agradecimiento, es quizás una de los mejores principios del día. Pero tener a mi hija junto a mi cama, mirándome, abrazándome, es lejos la mayor bendición. Ya puedo decir que estoy entrando a una fase de estabilidad relativa; a un momento de quietud en medio de la marea que insiste en estar alta, más de lo que puedo pedir ahora.

Es increíble cómo puedo pasar de un estado tan inestable a otro que se aproxima a lo que yo llamo felicidad intrínseca, es decir, a una condición natural de mi vida. Así lo creo. Por defecto nací feliz, sólo que me tocó tener un problemilla de esos que dan en la cabeza y, bueno, creo que sólo lo comprenderán las personas que viven con el trastorno afectivo bipolar y la personalidad límite como yo.

Hoy sólo me quedo con la lluvia como purificadora, como la dadora de esperanza y claridad, de esa que me saca del vendaval y las marejadas, para ir a colocarme justo sobre mi bendito madero.

Quiero expresar que de alguna manera es posible salir de los estados más profundamente oscuros, o de esos que nos elevan a una cima escarpada. ¿Cómo? Simplemente amando profundamente la vida y lo que tenemos y a quienes están a nuestro lado, sea cual fuere las circunstancias. Me refiero a los imprescindibles. Lo que venga después, bueno, ahí veremos.

Gracias, sólo gracias quiero dar por este preciso instante. Mi cabeza está un poco del revés, pero mi alma está en una paz que decreto sea permanente, pase lo que pase.

Bendiciones a quien me lee.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Bendiciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Bendiciones y más bendiciones

  1. Lourdes dijo:

    Mil bendiciones, y no te rindas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s