Por poco me quedo sin medicamentos

Llevaba días sin ordenar mis pastilleros.  No había notado el incipiente desorden de mis cosas y la flojera de acercarme a los medicamentos para clasificarlos según sus dosis. No es que los haya dejado; por el contrario, seguir el tratamiento se ha constituido para mi en algo fundamental para mis días. Sin ellos, la mixtura de mis emociones prevalecerían más aún. De hecho, cada vez que no sigo las instrucciones, la marea se torna más presente, y yo me vuelvo más ausente de la realidad. Si con tratamiento y todo hay vaivenes, sin las píldoras soy definitivamente un desastre.

En eso pensaba antes de ayer, día en que noté que me quedaba para tres dosis. Me desesperé, tuve pánico. Estoy bastante (relativamente) estable para no preocuparme por aquello. Así que irrumpí desesperada en la oficina de la siquiatra pidiendo por mil favores, que me diera una receta para no perder el juicio. Afortunadamente, todo salió bien. Retiré las cajas… y de paso compré mil cosas; todas necesarias, por cierto… no, la verdad no todo.

Hoy, con mis dosis ordenadas, toma por toma, estoy más tranquila. Nunca pensé que llegara a convencerme de que era necesario el esfuerzo por tomar un vaso de agua para engullirme unas cuantas píldoras necesarias para vivir. Fue un trabajo de años comprenderlo, y aún ahora tengo mis dudas (¿y si no las necesitara?), pero qué va, ya tengo pruebas suficientes de que si no sigo el tratamiento mi vida se desmorona: Generalmente vienen las altas, con una mezcla de baja; y pronto predomina la baja, y así, como un una montaña rusa.

Como sea, ya llevo años comprobando que junto con la comprensión de los factores que gatillan mis virajes, y sobre todo, con la compañía de mis seres queridos, teniendo siempre a mano los pedacitos de mi, las cosas se hacen más llevaderas.

Un abrazo a quien me lee.

 

Claudia

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Medicamentos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s