Día de siquiatra, día de S.O.S

Llegué un par de horas antes a la cita con la siquiatra. Simplemente había anotado mal la hora, y bueno, ahí estuve temprano, acelerada, con un fuerte dolor en el pecho y las manos sudorosas. La doc salió, me vio y me hizo pasar aunque el turno era de otra persona. No alcancé a hablar cuando ya me estaba dando una sublingual de crismol (clonazepán).

Estoy en un viraje de esos que me llevan simultáneamente del cielo al infierno. Estoy mixta, pero con énfasis en la hipomanía, casi, pero casi, manía. Qué pasó? le pregunté cínicamente. Sé que el alcohol había gatillado el viraje. Le dije, pero la verdad, fue el viraje lo que ocasionó mis ganas de beber. Estoy disparada, durmiendo cada dos horas, trabajando con un nivel de concentración de esos que no me permiten leer nada, con la líbido por las nubes y con ganas de salir disparada de la realidad lo antes posible.

“Ciclaje rápido”, me recordó. Tomar, cantar, caminar a toda velocidad, nula concentración, desorden generalizado de mis cosas, sin notarlo, claro, sueño interrumpido, y para variar, acompañado de ideaciones de esas que a estas alturas prefiero que sean innominables.

Estoy cansada de todo esto. Hasta cuándo vienen los virajes!!!! Ya sé que esto es crónico, que es grave, que vuelve una y otra vez aunque esté medicada, que hay que tener una rutina, que hay que cuidar el sueño, que debo apelar a mi matriz de seguimiento de mis emociones, y etc. Tengo mi propio manual, pero la verdad estoy agotadísima. Quiero que esto pare y ahora mismo.

Así que mi esquema de tratamiento cambió de nuevo: Volvió la quetiapina, subió el aripiprazol, baja el antidepresivo, mantengo la dosis de lamotrigina, y sublinguales S.O.S para tener a la mano cada vez que estoy como ahora.

No quiero inspirar lástima. Esto es lo que pasa de vez en cuando y aunque no termino de acostumbrarme, uf! no me queda de otra.

Un abrazo a quien me lee.

Claudia

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en ciclaje mixto y rápido, Trastorno bipolar y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Día de siquiatra, día de S.O.S

  1. Hola, Clau!
    Estuve desaparecida completamente, pero siempre me llegan por mail tus posts y te estuve leyendo.
    Sobre lo que contás acá: estoy en la misma. No soy de ciclaje rápido, tengo más tendencia a la depresión, pero la sensación de cansancio, la cronicidad de este maldito infierno, saber que va a venir, pero no cuándo ni cómo ni con cuánta intensidad… es agotador.
    No inspirás lástima. Tus relatos dan cuenta de tu fortaleza, de tu actitud ante la vida. Siempre para adelante, a pesar de todo. Y sabemos que ese “todo” es muchísimo más pesado que lo que viven quienes no padecen lo que nosotras.
    Te mando un abrazo enorme y espero que puedas seguir. Simplemente eso, seguir. Como se pueda.
    Lu

    • Claudia dijo:

      Hola Lu! Que bueno saber de ti. Si, aquí ando medio tambaleando, medio saltando, pero al menos ando. Eso de lanzarme fuera de la cama y rodar hasta el baño, hasta me saca una sonrisa cada mañana.
      Nada, hay que seguir de alguna manera, aguantar, no sé, algo se me irá ocurriendo por esos días.
      Abrazos.
      Clau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s