De por qué para mi tiene sentido la paciencia

Despertar en medio de la noche con ganas de todo y nada; tener un libro en la mano sin la voluntad de leer; escribir un documento sin recordar por qué comencé; esperar a Godot simplemente porque así me lo propuse. Eso y muchas otras cosas más me hacen perder la paciencia, me hacen sentir que estoy dentro de una maraña de objetos sin un lugar apropiado; el sinsentido hecho remolino de ideas. El agotamiento, la incertidumbre, la cobardía, me habitan una que otra vez y no se alejan hasta que hago un chasquido de dedos. Bueno, no tan fácil, pero algo por el estilo.

He descubierto en mi un camino para espantar la impaciencia y la ansiedad, y es convocar algún movimiento de cabeza o de manos que simplemente hacen girar en otra dirección lo que me habita en un momento determinado, poniéndome en una situación de esas en que no sé si escapar o quedarme donde estoy.

No ha sido fácil. Sé que los medicamentos no son todo lo que necesito; digo, son pedacitos de mi que están siempre, de día y de noche, sagradamente, aunque a veces a regañadientes. El punto es que no es suficiente tener un programa médico para atender mi condición, sino que hay algo más a lo que acudo, y es el sentido de las cosas, lo que me da la voluntad para seguir y salir de lo que cada cierto tiempo me deja hecha añicos.

Ahora estoy cansada, quieta, sin ánimos de hacer algo más que esperar a que pasen los días en que mi tobillo roto se recupere; pero también estoy a la espera de que mi voluntad no se vaya a la alcantarilla y me deje por aquí sin las ganas, sin el deseo firme de vivir. Como sea, si hay una sola cosa que tenga sentido para mi, es suficiente para cumplir el pacto que hice conmigo misma para seguir viviendo, y debo decir que, aunque cansada y medio taciturna, aún me quedan fuerzas para abrazar a mi pequeña.

Un abrazo a quien me lee.

Clau

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Abrazo terapéutico y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s