Valparaíso en las noches…

Recordando a la flaca. No me resigno a su presente partida…

Bitácora Bipolar

Con la flaca Pauli solíamos subir a los cerros a gritar las angustias y los dolores. Nos empecinábamos en recorrer las cimas de los cerros por pura costumbre. Sabíamos que justo ahí reinaba la libertad del amor imposible, de la tortura de vivir en soledad, de la sabiduría que bajaba de vez en cuando a donde llegábamos muertas de frío y hambre.

Compartimos miles de secretos, incluso la obstinación y la búsqueda de la puerta lateral que decía kafka. Si, buscamos la muerte como salida de la imposibilidad de seguir viviendo en nuestro estado de depresión. Pero  siempre hubo una oportunidad para cada una de sostener a la otra.

Después de los finales infelices de las rupturas amorosas, nos preguntábamos por qué no habíamos nacido lesbianas. Nos reíamos por eso, la testosterona siempre es lo que nos lleva a la cima. Qué inmorales nos decían nuestras compañeras de clase en…

Ver la entrada original 130 palabras más

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s