Disfrutando las pequeñas (grandes) cosas

En este lado del orbe, oficialmente se ha dado la bienvenida a la primavera. Esta llegada incluye unas cuantas gotas que insisten en caer de las nubes grises que están posadas sobre esta ciudad. No faltaba menos, tenía que ser así. Hasta los pájaros cantan escondidos debajo del árbol que corona el techo de mi casa. Y yo, bueno, yo aprovecho de cantar un poco alguna de esas viejas y hermosas canciones que transitan entre mi pasado y presente, y por qué no, que se confabulan para mantenerse firmes en el futuro que voy amasando.

De vez en cuando me asomo a la ventana sólo para ver como pasa el día, así de sencillo, simplemente a mirar como van cambiando los colores que se dibujan en el paisaje. Esto incluye, por cierto, los pasos de quienes huyen del día; como si el día no tuviera el poder para alcanzarnos de alguna manera.

Hoy es un día de esos en que me gusta degustar un café, un cigarrillo y la imagen de nuestra mascota que ya ha partido por ahí a encontrarse con su madre. Me salen unos lagrimones de pura fantasía, pero así no más es este día.

Estoy afinando un lápiz a ver si puedo trazar alguna imagen en una hoja de papel. Mi hija me ha pedido ayuda para una de sus tareas. No soy la más indicada, claro, pero con ella disfrutamos estos breves y largos momentos de complicidad madre-hija, a pesar de los días y sus vaivenes.

Por hoy no me preguntaré por cómo estoy, como van mis emociones, si voy hacia arriba o hacia abajo. Eso no será tema explícito a desarrollar en el día de hoy.

Mientras, junto mis energías para dirigirlas al momento más importante de mi vida: este preciso momento.

A quien me lee, le deseo la mayor de las bendiciones, sea primavera o en el otoño. Les invito a detenerse un instante, mirar por la ventana, salir a mirar lo que no vemos usualmente, y hacer como si nada más importara.

Un abrazo

Claudia

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Bendiciones, Música y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s