Zumo de manzana, menta y remolacha

El sobrepeso no había sido un tema de esos que me generan angustia; pero ahora me di cuenta de que mis atracones (in) voluntarios me hacen feliz, pero esa felicidad es temporal.

Estuve con 30 kilos extras gracias al litio y el ácido valproico, y hoy tras años de haberlos cambiado por lamotrigina tengo 15 adicionales. Algo es algo. La verdad si es un tema eso de que la ropa que debo usar la usaría alguien más grande que yo.

Así que hoy empecé a tomar un zumo que supuestamente hace bien para bajar de peso.

Ahora me pregunto, ¿por qué esa preocupación? Bueno, simplemente porque me es más cómodo ocupar una parte del espejo donde volví a ver mi reflejo, no como antes que prefería taparlo para no ver mi cara desfigurada por mis vaivenes. Y para qué estoy con cosas, de tanto escuchar que no me preocupo por mi, al menos en este aspecto, como que se me anduvo moviendo la cesera y bueno, bajar de peso será de aquí en adelante un tema que estará en mi agenda. A ver cuánto me dura.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Biografía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s