Ducha fría y chocolates

Suelo estar ausente de las actividades sociales, tengo fobia social gran parte del tiempo. Sin embargo, en estas últimas semanas he logrado compartir con viejas amistades, de esas que me conocieron en el pasado tan presente en mis días.

Es difícil evitar el alcohol en esas circunstancias, lo sé. Sé que no debo hacerlo porque se acentúan los efectos secundarios de los medicamentos, pero ¿qué le voy a hacer?.

¿Cómo no compartir una copa de vino con mis queridas amistades, con esas que alguna vez me pusieron en hombro sin saber qué era lo que me pasaba? ¿Qué puedo hacer si no cerrar la boca y de paso los labios?

Como sea, para frenar los impulsos, sean los que sean (incluyendo la líbido), nada como una fuerte ducha fría y algunos chocolates.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Biografía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s