Alprazolam

No di más, tuve que recurrir al alprazolam para paliar esta ansiedad que me corroe la cabeza y el cuerpo. Qué voluntad ni que nada, aquí se me fue de las manos, simplemente no podía esperar a que viniese una racha de tranquilidad. Si hasta la luna llena se confabuló para que mis ansias estuvieran apretándome el pecho y sembrando en mi la eterna duda de seguir o no seguir.

Como sea, estoy a la espera de que haga efecto, a ver si en algún momento puedo respirar e ir a comer algunas frutillas que me esperan en el refrigerador, o qué se yo, tal vez alguna gana de sobreponerme a esto.

Origen de la cuestión? Ni idea. Por ahora solo me concentraré en bajarle el perfil y esperar, simplemente a esperar. Un día a la vez.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Angustiada, Ansiosa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s