¿Será tiempo para hacer el balance de fin de año?

Por estos días mis pensamientos se han vuelto más claros. Sí, reconozco que suele venir la idea de no saber qué es lo que pasa, pero cada vez es más frecuente el saber y el saberme.

Como he dicho, siempre hay razones para tener un pacto para vivir, una sinfonía de pensamientos que giran en torno a ideas que me levantan (las más, al menos comparado con las que me privan del alimento para estar aquí).

Como sea, este año fue inaugurado por el encuentro con el que es mi compañero de vida. Luego vino una seguidilla de hechos que me fueron dejando en medio de la nada. La verdad, fui saliendo de aquello a pura verdad, a puras ganas de sobrevivir. ¿Por qué no decirlo? más de una vez vino a mi la idea de salir disparada por la puerta lateral. Hace tiempo que el teatro de Hesse es parte de mi vida. Habita en mi como un hogar más. Basta con que venga a mi la privación del sentido, para que se propague en mi la sangre llena de anticuerpos contra la vida.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s