Tejer mis propias palabras alivia mis espasmos emocionales

Durante años he tenido mis propias luchas, como todos, por cierto. Cada día ha tenido su propio afán, aunque sea para caerme de bruces de vez en cuando.

Tengo que confesar que tengo miedo de olvidar los tropiezos y caídas, llantos y alegrías. Masoquismo? No, claro que no. Los recuerdos, mi árbol genealógico, o al menos la consciencia de éstos han hecho en mi un lugar especial para alimentar la voluntad y el sentido que nombro cuando la pienso; cuando pienso en la voluntad, es así.

Me he fracturado una y mil veces y mis huesos rotos se han sellado con la fuerza de las fallas tectónicas que abundan por estas tierras. Por qué no recordar que aquello ha ocurrido? Por qué pensar que debo partir de cero sin mirar atrás de vez en cuando, si ver correr mi sangre hace que la que aún tengo se renueve continuamente?

Aquí mismo, ahora en este preciso instante, siento como fluye este torrente rojo, como alimenta cada trozo de órgano y como copa cada intersticio. Siento mi propia energía acumulándose en mis rodillas y mi columna, como previo a un estallido visceral, y en ese conjunto de cosas, siento como la amalgama de mis emociones y su mixtura son capaces de perdonar todo tropiezo para ir a dibujarme una sonrisa de oreja a oreja.

Hoy quiero comenzar a despedir este mes de enero. Quién lo hubiera dicho, si diciembre fue del color más oscuro y opaco, digno de los días que por entonces no sabía por qué después del frenesí viene el vacío.

Hoy que sé de esos vendavales y sus posibles causas, sé cómo resolver los acertijos que devienen de los días y entender las paradojas que se cruzan en mi camino.

Así, cuando viene una noche de vigilia que se une a otras más, sé que deberé hacer un esfuerzo por recuperar el sueño; pero también se que en la lucha de recuperar el sueño está implícito el deseo por el desvelo crónico. Como sea, si hay vigilia crónica sé que avanzará hacia mi el sinsentido.

Leí por ahí que las tasas de mortalidad entre las personas con esquizofrenia o trastorno bipolar son elevadas en comparación con la población en general (un artículo de un tal Thomas Munk Laursen). Ese estudio de 2011 señala que la esperanza de vida del grupo estudiado fue 18,7 años menos para los hombres con esquizofrenia en comparación con los hombres en la población general. Los números correspondientes para personas diagnosticadas con esquizofrenia fueron de 16,3 años, para los hombres bipolares de 13,6 años, y para las mujeres bipolares de 12,1 años. Qué decir. Simplemente no lo creo de manera absoluta y si fuera cierto, bueno.

Pasa que estoy tan consciente de que las “enfermedades” se han definido en contextos históricos diferentes, particulares y etc., que siento que esos resultados suenan por lo menos discutibles. Claramente no tengo evidencia más que el conocimiento sobre teorías sociológicas que pretenden explicar la sociedad y sus desvelos, a través de distintos medios, perspectivas y todo eso de lo que huí (o huyó de mi), cuando tuve que interrumpir mis estudios doctorales.

Hoy camino por aquí como una terrestre más, y en libertad de decidir.

 

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Tejer mis propias palabras alivia mis espasmos emocionales

  1. SamFlipe Olmedillas dijo:

    Que no te asusten mucho las estadísticas. ..si quitas los suicidios la esperanza es la misma. Te mando un saludo y te animo a seguir escribiendo,
    Samuel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s