Sí, ya sé, la fibromialgia es autoprovocada

Cuento 4 horas recostada en la cama, símbolo de procrastinación ante tamaña tarea que tengo por delante con mis deberes. Pero es que hoy, particularmente hoy el dolor irradiado me ha sumergido en un mar de lágrimas y sudor. Mis piernas inquietas, mi espalda pesada, me llevaron de frente a un golpe en la frente, justo cuando habría la puerta de la lavadora. El moretón ya no está morado, a penas llegó el golpe tomé hielo y lo deposité unos minutos en el lugar comprometido.

Cómo llegué a esto?

Partí el día como cualquier otro, medio dormida me dirigí a fumar el primer cigarrillo de las 6:30. Mirando el césped, me entretuve mirando el celular mientras la cachorra miraba de lado mi cara. Había paz, traté de tener mi mente en blanco por unos minutos, pero ahí estaba, era el tiempo que corría y que me movía a levantarme para dirigirme a la cocina donde preparo el desayuno de mi hija. Todo bien hasta ese momento.

Tomé una ducha caliente y ahí comenzó todo esto. Mis manos dolían, la espalda suplicaba unas horas más de sueño y mi cabeza se fue de picada contra la pared.

Examinando las cosas que están pasando a mi alrededor, no hay tanta novedad, excepto una: viene el padre de mi hija, quien vive a varios miles de kilómetros al norte de este sureño país. Debo reconocerlo, aunque viene cada 2 años, siempre hay algún momento en el que viene a mi memoria la imagen del aeropuerto con la barriga entre mis manos. Me estaba arrancando de ese país con 4 meses de embarazo. He ahí una posible causa de mi fuerte dolor corporal? Puede ser, tal vez estoy reprimiendo el dolor que trae consigo ese recuerdo de sentir que me tocaba seguir adelante con la vida mi hija y yo.

Hoy día toca salir de esta pesadez y recobrar el aliento, como tantas veces.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Fibromialgia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sí, ya sé, la fibromialgia es autoprovocada

  1. Rodrigo Fernando dijo:

    Como estas? Hace casi un mes que no escribes. De vez en cuando ojeo para ver lo que pones en tu blog porque me parece hermoso y corajudo. Me ayuda mucho que lo hagas.
    Espero que estés bien.

    Fernando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s