Para mi libertad basta mi palabra

Nací, lo sé, para ser en este mundo una más de la cadena de la vida, a mi manera, desde mi particularidad, pero ser.

Siento hoy firmemente que lo in-curable tiene más de una salida, desde dentro.

Creo que soy un milagro andante. Salí de la catatonia, de la euforia, del alcoholismo, del autoboicot… Estoy aquí hoy día, fuera de las rejas, dibujando mi historia, con bajas y altas, pero dibujando al fin y al cabo.

Cierto que tengo harto de melancólica y que prácticamente ya no hay estados de exacerbación, pero y qué? Logro identificar el estado de mis emociones y lo dejo plasmado en las líneas de este blog.

No me culpo por no haber sabido cómo hacerlo en circunstancias que me llevaron a los ingresos al siquiátrico; tampoco por no haber tomado en consideración que mis actos de autoboicot causaban daño a quienes tanto amo.

Hoy me siento en paz conmigo misma, siento que respirar mirando mi propio ventanal, sentir el agua tibia de la ducha, masticar una roja manzana o manchar mi ropa con la uva ya es un milagro.

Atrás quedaron los días en que el olor a zanahoria me transportaba a mi ingreso n° 1, ese al que llegué por cargar un arma en mi contra. Atrás quedó el miedo a salir a la calle, a encontrarme con gente o caminar junto a las vías del metro.

Aquí estoy, partiendo de cero las veces que sea necesario, como mujer, mamá, pareja, hija, hermana, tía, sobrina, socióloga, y todo lo que contribuye a definirme, a definir…

Ya tengo un nuevo pacto para vivir, que renovaré diariamente. Ya no me cansa, por el contrario, me anima a levantarme y tomar una ducha fría, beber un café (y fumar un cigarrillo).

Qué decir, bienvenido 2017, con lo que vengas, con lo que construyamos, con lo que se cree.

Bendiciones a quien me lee.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Bendiciones, Biografía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s