Para cantar una canción urbana se requieren los pies

Caminar, simplemente caminar, re-descubriendo la velocidad del tumulto sobre el cemento de las calles y los adoquines de los cerros, los árboles enredados entre parejas escondidas y el río que cruza esta ciudad de verdad, de mentiras, de ciegos y videntes.

Urbana, sí, lo confieso, lo soy. Por eso salgo con el amigo o amiga de siempre, a compartir una urbana conversación, a veces teñida de soles y otras simplemente de estaciones de invierno.

En eso estoy, caminando, mirando, sin dejar de ver, cada rincón que emerge frente a mi, como si la vida se me fuese en ello.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Bienestar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s