Día de días

Qué decir? No he parado de monitorear mis emociones, como tampoco de sortear los avatares de los días. Y es que tejiendo mi propia historia, al alero de una comunidad sonriente, he sido amiga de la esperanza y de la vida, que a veces se esfuma de mis venas.

He sabido de la partida de hermanos terrenales, en la búsqueda de la pérdida del contacto con el dolor y la angustia. He visto titulares casi festinando con la decisión de partir, dejando o no una carta de despedida. También he leído horrores de comentarios hablando de cobardía y despilfarro de tiempo. Todo eso me conmina a dejar aquí, una vez más, mis deseos de vida a quien busca una salida definitiva a un momento puntual o una seguidilla de estados de dolor, angustia, autodestrucción e inmisericordia con nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestro estar aquí y ahora.

El suicidio, lo he dicho antes, es una solución definitiva a un(os) problema(as) temporal(es). Cuando digo temporal, no me refiero a una efímera razón, sino a su dimensión más global, el estar siendo de una manera, por la razón que sea, los motivos que sean y los sentidos que acompañen.

Como muchos y muchas, mis manos también empuñaron armas letales; mis 5 ingresos en recintos siquiátricos hablan de eso. Y aunque puede parecer contradictorio y oportunista, debo confesar que he aprendido, aprendo y estoy aprendiendo a amar vida, el pan, la libertad de escoger y la voluntad de romper con cercos que me impiden reestablecer el curse de las cosas, como quiero que sean.

Sé lo que implica estar y no estar, vivir en un estado de vacío de contenido y angustia que se empeña en vaciar mis ojos y cegar mi mente. Pero me insisto, a diario, la vida, la vida, la vida y el amor son y pueden ser siempre.

El pacto para vivir que hice el 2011 trajo sus frutos. Sí, ese año fue mi último ingreso al siquiátrico; me llevaron en andas con el cuello aún amoratado. Sé que más de alguien que me lee podrá discrepar y decir que fui cobarde. Tantas veces me lo han dicho. Pero no, no fue cobardía. Tener una biografía llena de cambios que estropean a cualquier vivir, es algo que no se lo deseo a nadie. Como sea, ese pacto, así como el madero al que me ato cuando viene el vendaval, me levantan día a día, como si fuera el primero y el último.

Así vivo ahora, deteniéndome cada vez que sea necesario en las cosas bellas, por muy pequeñas que puedan parecer.

Abrir los ojos en la mañana, estando en mi propia cama, desayunar junto a mi hija, oler el café humeante (siempre acompañado de un cigarrillo), caminar descalza por la casa, ordenar el lugar que habito, hablar con la familia, amistades, besar, en fin, tantas acciones que vistas de manera conjunta, configuran un poderoso antídoto contra las ideaciones y el vacío de sentido.

Hoy, tras saber de aquellas muertes que son autoinfringidas, vuelvo a dar las infinitas gracias, a todas y todos lo que han tenido la infinita paciencia de abrazarme. Hoy, un día más de vida, de la buena, es reiniciar como si fuera el primer día de haber salido del refugio, de la cueva. Todo es novedad, todo es vida nueva, todo tiene sentido.

Abrazo a quien me lee.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Bendiciones, Bienestar, Biografía, Suicidio y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Día de días

  1. Graciela M dijo:

    Siempre me parecen excelentes tus escritos. Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s