Lo sublime de empezar un nuevo día

Despertar justo en día de luna llena es como alimentarme de nueces, almendras, chocolate y agua, justo cuando se viene el vendaval. Simple placer culpable.

De agua, casi de pura agua somos y nuestras mareas nos sumergen en medio de desvaríos y melancolías varias. Así voy por estas horas.

Pero que más da, si hasta la luna se vuelve cómplice de mis insensateces, de mis días de lluvia y ataques por asalto de la risa. Qué belleza más inamovible puede habitarme hoy, si ser consciente de estos sobresaltos me ha traído la mayor de las bendiciones?

Vivo, hoy vivo simplemente vivo junto a otros y otras que danzan en la misma sinfonía. Es simplemente espectacular.

Mientras pasa el aluvión, esperaré junto a una taza de café y un par de cigarrillos.

Anuncios

Acerca de Claudia

El año 2006 me diagnosticaron trastorno bipolar y conocí los tratamientos electroconvulsivos. Siguiendo el típico manual, fui diagnosticada tipo I de ciclaje mixto y rápido. Escribo aquí desde agosto del 2012, simplemente para recordarme el sentido que tiene seguir aquí. Mi hija configura gran parte de mi voluntad. eldiariodeunabipolar@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Ansiosa, Bienestar y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s